El Design Thinking es un enfoque holístico que combina la creatividad con la resolución de problemas. Se basa en comprender profundamente las necesidades y deseos de los usuarios para desarrollar soluciones que realmente importen. A diferencia de los métodos convencionales, el Design Thinking fomenta la experimentación y la iteración constante.

Etapas del Design Thinking:

  • Empatizar:
    En esta fase, los diseñadores se sumergen en la perspectiva del usuario. Entienden sus experiencias, necesidades y emociones. La empatía es clave para identificar problemas reales.
  • Definir:
    Se definen claramente los desafíos y problemas a abordar. Esta etapa es crucial para establecer el marco del proyecto y enfocarse en soluciones específicas.
  • Idear:
    Aquí es donde la creatividad se desata. Se generan ideas sin restricciones, fomentando la generación de soluciones innovadoras y fuera de lo común.
  • Prototipar:
    Se construyen prototipos simples para visualizar y probar las ideas. Esto permite obtener retroalimentación temprana y realizar ajustes antes de llegar a la solución final.
  • Testear:
    Las soluciones prototipadas se someten a pruebas con usuarios reales. Esto proporciona información valiosa para ajustar y mejorar las ideas, cerrando el ciclo de iteración.

Utilidades del Design Thinking en el Diseño de Productos

La combinación de la metodología de Design Thinking del MIT y el análisis AMFE de diseño nos brinda la capacidad de mitigar todos los riesgos inherentes al proceso. En EISA, las sesiones de lluvia de ideas impulsan la creatividad y fomentan el debate de ideas.

Nuestro equipo interdisciplinario de técnicos en EISA colabora estrechamente con los equipos de I+D del cliente, observando activamente a los usuarios durante la utilización del producto. Al comprender a fondo las necesidades de los usuarios, impulsamos la creación de productos que realmente resuelven problemas.

Este enfoque nos permite identificar incluso las necesidades latentes y definir con precisión las especificaciones. Después de la fase de ideación de conceptos y la creación de prototipos, garantizamos la completa industrialización del producto mediante un proyecto «Build to print», todo basado en el plano inicial.

 

Leave a Reply